Amoxicilina, un antibiótico que se utiliza en perros y gatos

Usos y efectos secundarios de la amoxicilina en pacientes caninos y felinos

La amoxicilina es un antibiótico relativamente seguro y eficaz en perros y gatos. Es prescrita con frecuencia cuando se diagnostica infecciones bacterianas caninas o felinas.

La amoxicilina es eficaz en una amplia gama de infecciones en perros y gatos. Como resultado de ello, es utilizada en muchas diferentes circunstancias en pacientes caninos y felinos.

¿Qué es la amoxicilina?

La amoxicilina es una aminopenicilina. Las aminopenicilinas también en ocasiones son denominadas ampicilinas o penicilinas de amplio espectro, lo que indica que su espectro de actividad es similar al de la ampicilina, otra aminopenicilina.

Usos de la amoxicilina en perros y gatos

La amoxicilina es un bactericida contra bacterias que son sensibles a ella, lo que significa que mata a las bacterias en lugar de suspender su reproducción. La amoxicilina elimina muchas cepas de aerobios gram-negativos (una clase específica de bacterias que necesitan oxígeno para reproducirse), tales como E. coli, Klebsiella y Haemophilus. Su actividad contra estos organismos es mejor que la penicilina natural o la penicilina resistente a la penicilinasa.

Además de eliminar a los aerobios gram-negativos, la amoxicilina también tiene cierta actividad frente a bacterias anaerobias (bacterias que crecen en ausencia de oxígeno), entre ellas Clostridia. Estos tipos de infecciones son frecuentes en la población de perros y gatos, lo que convierte a la amoxicilina en una buena elección antibiótica en muchas circunstancias.

La amoxicilina no es efectiva contra las bacterias que producen betalactamasas, como Staphylococcus aureus. Tampoco es eficaz contra Pseudomonas aeruginosa, Serratia, tipos de índole positivo de Proteus (aunque con frecuencia le Proteus mirabilis es susceptible), Enterobacter, Citrobacter, Acinetobacter, Rickettsia, micobacterias, hongos y Mycoplasma. Asimismo, la amoxicilina no es efectiva ante cualquier tipo de virus.

Posibles efectos secundarios de la amoxicilina en pacientes caninos y felinos

En general, la amoxicilina es un antibiótico seguro, tanto en pacientes caninos como en felinos y cuando se observan reacciones adversas usualmente no son graves.

Se sabe que han ocurrido reacciones de hipersensibilidad (o alergia) con el uso de amoxicilina en perros y gatos. Los síntomas de hipersensibilidad en pacientes caninos y felinos son:

· Erupción cutánea.

· Anafilaxia (una reacción alérgica severa que origina hinchazón en los ojos, urticaria o ronchas en la piel y a veces hinchazón en las cuerdas vocales y las vías respiratorias superiores, causando dificultad para respirar).

· Fiebre.

· Eosinofilia (recuento elevado de eosinófilos en un hemograma completo).

· Neutropenia (recuento bajo de neutrófilos en un hemograma completo).

· Agranulocitosis (recuento bajo de agranulocitos en un hemograma completo)

· Trombocitopenia (recuento bajo de plaquetas)

· Leucopenia (bajo recuento de glóbulos blancos)

· Anemia

· Nódulos linfáticos agrandados

La amoxicilina puede producir habitualmente molestias gastrointestinales que originan vómitos, diarrea o falta de apetito. La amoxicilina, generalmente, no tiene que ser administrada con alimentos. Sin embargo, tomar el antibiótico con la comida puede ayudar cuando aparezcan síntomas gastrointestinales.

La amoxicilina también puede alterar la flora intestinal normal del perro o del gato, lo cual causa diarrea asociada a antibióticos y permite que las bacterias resistentes se proliferen en el colon de los pacientes.

En raras ocasiones, la amoxicilina ha estado asociada con neurotoxicidad. Sin embargo, esto ocurre normalmente con dosis extremadamente altas o el uso muy prolongado de amoxicilina.

Se ha reportado un nivel alto de enzimas hepáticas con el uso de amoxicilina, pero el antibiótico no es considerado hepatotóxico (tóxico para el hígado). Otros efectos secundarios raramente reportados incluyen dificultad para respirar y aumento del ritmo cardíaco.

Debido al riesgo de interacciones no seguras, la amoxicilina debe utilizarse con precaución en animales que reciben otros antibióticos bacteriostáticos (como cloranfenicol, eritromicina y otros antibióticos macrólidos, tetraciclinas y sulfamidas), metotrexato y probenecid.

  • Comenta con tu cuenta de Facebook
  • Comentarios
30
  1. 24/04/2010 at 11:29 AMJuan Manuel Lajara Larrea  Responder

    Buen resumen, pregunta: la usamos en pacientes gestantes???

  2. 04/10/2011 at 1:27 PMmaria  Responder

    Se puede dar a un perro amoxicilina y previcox a la vez junto con omeprazol?

  3. 23/10/2012 at 9:59 PMRuben Flores  Responder

    Debido al uso indebido y excesivo de este antbiotico, tal como con la enrofloxacina, se han dado casos de multiresistencia bacteriana.Tanto en medicina humana como veterinaria, deberiamos usarla en forma mas criteriosa y en vez de usarla en forma empirica, recurrir en la medida que sea posible al uso de cultivos y antibiogramas.

Por favor acceda con su usuario y contraseña para comentar Ingresar

Log In