Uso de la Aspirina y otros AINE para aliviar el dolor en los perros

Aunque muchos propietarios a menudo utilizan aspirina e ibuprofeno para aliviar el dolor artrítico en los perros, existen alternativas más seguras.

El alivio del dolor en los perros es un asunto complejo e importante. Controlar el dolor no sólo hace que un perro con dolor esté cómodo, sino también que acelera el proceso de curación en casos de dolor quirúrgico o lesiones a corto plazo.

¿Cuándo es necesario aliviar el dolor de un perro?

Hay numerosas circunstancias en las que un perro puede requerir tratamientos para aliviar el dolor. Los procedimientos quirúrgicos requieren medicamentos para aliviar el dolor, los cuales son más eficaces cuando su administración se inicia antes de la aparición del dolor. De igual manera, las lesiones musculares o tendinosas a corto plazo también pueden requerir medicamentos para el alivio del dolor. Las laceraciones, las punciones y los golpes resultantes de un trauma también pueden ser dolorosos y requieren medicamentos para disminuir el dolor. Los perros con enfermedades crónico-degenerativas, como la artritis canina, también son candidatos frecuentes para las terapias de alivio del dolor.

AINE para el alivio del dolor en los perros

Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) se utilizan frecuentemente en los perros para controlar el dolor originado por numerosas causas. Los AINE frecuentemente utilizados en la medicina veterinaria para tratar el dolor canino incluyen: Rimadyl® (carprofeno), Deramaxx® (deracoxib), Etogesic® (etodolaco), Metacam® (meloxicam), Previcox® (firocoxib).

Aunque estos medicamentos son efectivos para aliviar el dolor y se consideran relativamente seguros, existe el riesgo de efectos secundarios y reacciones adversas y se les recomienda a los dueños cuyos perros están recibiendo estos medicamentos observar a su mascota de cerca y ser conscientes de cómo se pueden presentar los potenciales efectos secundarios. Las reacciones adversas y los efectos secundarios más frecuentemente observados con cualquier AINE son:

  • Vómito
  • Diarrea
  • Heces negras, alquitranadas y con sangre.
  • Falta de apetito
  • Ictericia (coloración amarillenta en las encías, piel o los ojos)
  • Aumento en el consumo de agua
  • Aumento de la frecuencia urinaria.
  • Erupción cutánea

Aspirina e ibuprofeno para aliviar el dolor canino

Tanto la aspirina como el ibuprofeno son medicamentos de venta libre utilizados con frecuencia por las personas para el alivio del dolor y son relativamente baratos, sobre todo en comparación con algunos AINE recientemente disponibles. La aspirina y el ibuprofeno pueden ser efectivos para controlar el dolor de un perro herido o adolorido. Sin embargo, el riesgo de efectos secundarios con estos medicamentos es mucho mayor que los riesgos que conllevan la mayoría de los medicamentos más nuevos. La aspirina es conocida por sus efectos en la coagulación de la sangre y los perros que reciben aspirina son más propensos a sangrar espontáneamente. La hemorragia también puede ser más difícil de controlar y/o detener en los perros que reciben aspirina. Además, el riesgo de alternaciones gastrointestinales es mayor.

El ibuprofeno puede causar toxicidad gastrointestinal y la dosis segura efectiva de ibuprofeno en perros no se conoce en este momento. Por estas razones, no se recomienda ibuprofeno como un método de rutina para aliviar el dolor en los perros.

¿Los AINE son el único medio para controlar el dolor en los perros?

Los fármacos antiinflamatorios no esteroideos no son los únicos medicamentos y métodos que se pueden utilizar para tratar el dolor en los perros. Muchos otros medicamentos, tanto farmacéuticos como nutracéuticos, se pueden administrar en un intento de controlar o limitar el dolor en los perros. Otros métodos, como la rehabilitación física, los masajes y la acupuntura, también pueden ser eficaces para el tratamiento del dolor.