Determinación de la Presión Arterial en Felinos: ¿Cómo y Para qué?

INTRODUCCIÓN

La determinación de la presión arterial (PA), algo tan común y rutinario en Medicina Humana, no lo es en Medicina Veterinaria principalmente debido a que el método más ampliamente difundido en personas (que consta de un manguito inflable, un manómetro aneroide y un estetoscopio), no es de fácil realización en felinos debido principalmente a la disposición anatómica de los miembros y a la poca intensidad de los sonidos producidos por la onda de pulso.

Debido a esto, es necesario la utilización de aparatos especiales, que servirán para determinar la PA, teniendo básicamente dos formas de hacerlo:

a) Determinación Invasiva de la Presión Arterial.

b) Determinación No Invasiva de la Presión Arterial.

a) El método invasivo, se basa en la colocación de un catéter heparinizado en una arteria periférica (metatarsiana o femoral), que se conecta a un juego de tubos acoplados a un manómetro aneroide, o a un fisiógrafo que permite obtener la curva de presión. Se trata del método más exacto (standard de oro), y es utilizado como patrón de comparación con los métodos no invasivos. No es un método de aplicación clínica o diaria, quedando su uso limitado a monitoreo quirúrgico o experimentación.

b) Los métodos no invasivos, son más sencillos, de aplicación diaria y los valores obtenidos son confiables. Existen diversos métodos, como ser:

· Método Doppler.
· Método Oscilométrico.
· Método Fotoplestimográfico.

presion1

FOTO 1: Aparatos para la determinación no invasiva de la presión arterial: Oscilométrico (Dinamap, Mod. 1846) y sobre este un Doppler (Parks Medical, Mod. 812).

Método Doppler:

Es uno de los más utilizados para determinación de PA en felinos. Se basa en el efecto Doppler. Consta de un trasductor de alta frecuencia (8, 9 o 10 MHz), que se coloca sobre una arteria periférica, y emite energía de alta frecuencia, esta energía capta el pasaje eritrocitario en la arteria y vuelve hacia el transductor donde es transformada en una señal sonora. Los pasos para el uso del Doppler son, la búsqueda de una arteria periférica, el depilado del área sobre la arteria, la limpieza con alcohol para eliminar la grasa de la piel, la colocación de gel y el transductor, hasta captar el sonido. Una vez obtenido se fija el transductor con cinta adhesiva, y en proximal de esta se coloca el manguito conectado al manómetro aneroide, este es insuflado hasta una presión suprasistémica (desaparece el sonido) y luego se desinfla el manguito lentamente hasta que aparece nuevamente el sonido (presión arterial sistólica), y luego el cambio del ruido pulsátil corto por uno continuo y más prolongado, indica la presión arterial diastólica.

La recomendación es la de realizar 5 o 7 determinaciones, en un periodo de 10 minutos, para permitir el acostumbramiento del paciente, eliminar el valor más alto y el más bajo obtenidos y promediar las otras, para obtener un valor confiable.

Son equipos relativamente económicos, el valor sistólico obtenido es confiable y la determinación de la presión diastólica es un poco más dificultosa. Presenta la gran ventaja de permitir su uso en pacientes de pequeño porte o con presiones arteriales bajas.

Estudios demostraron que esta técnica es la más eficiente en determinación de la PA en felinos, y se ha calculado que sobrestima la PA en + 14 mmHg, en relación al método directo.

presion2

FOTO 2: Determinación de la PA con el método Doppler.

Método Oscilométrico:

El método se basa en el antiguo Oscilómetro de Pachón. Los aparatos actuales de determinación de la presión por oscilometría son totalmente automáticos, constan de un cable paciente en el que se coloca el manguito. Se enciende el aparato, e infla el manguito hasta una presión suprasistémica y lentamente se lo desinfla (de a 5 a 10 mmHg), hasta captar la oscilación de la arteria en el manguito. De esta manera determina la presión arterial media (PAM), y por un cálculo logarítmico se obtiene los valores de las presiones sistólica (PAS) y diastólica (PAD).

La gran ventaja es que como dijimos determina automáticamente las presiones sistólica, diastólica y media, además de la frecuencia cardíaca. Se trata de un método bastante exacto, totalmente automático, en el que se necesita un solo punto de contacto, pero su costo es elevado y la determinación de la PA en animales pequeños o muy hipotensos se hace dificultosa, obteniéndose resultados más certeros en animales de más de 7 kg.

Método Fotoplestimográfico:

Se trata de un método relativamente nuevo, determina la PA por radiación infrarroja (similar a los oxímetros). Su costo es alto y logra determinaciones muy exactas en pacientes pequeños, tal es así que en muchos casos la fotoplestimografia se usa como referencia remplazando al método invasivo.

LUGARES PARA DETERMINACIÓN DE LA PRESIÓN ARTERIAL:

Los lugares más comunes para la determinación de la presión arterial son:

·Base de la cola.

·Miembro anterior (proximal o distal del carpo).

·Miembro posterior (proximal o distal del tarso).

presion3

FOTO 3: Colocación del manguito en la cola del paciente (arteria coccígea).

MANGUITOS:

Esta estudiado que existe una influencia en el ancho de los manguitos, y el valor de la PA obtenida. Normalmente se utiliza un ancho de manguito de aproximadamente el 40% del diámetro del miembro o cola a utilizar. Aunque estudios recientes recomiendan en felinos, la utilización de un manguito que sea el 30% del diámetro del miembro, ya que se logra una toma de PA más exacta. El uso de manguitos más anchos subestima el valor de PA, el de manguitos más angostos la sobrestimará. Los manguitos usados para felinos son los de neonatología Humana.

presion4

FOTO 4: Toma de la PA en la cola con aparato oscilométrico.

¿CUÁL ES LA PRESION ARTERIAL NORMAL EN FELINOS?

La presión arterial normal en felinos sin sedación, debe ser menor a 160/100 mmHg (un estudio mostró una PAS de 123 mmHg, una PAD de 81.2 y una PAM de 96.8 mmHg), valores por encima de 160 mmHg de PAS y/o 100 mmHg de PAD, luego de lecturas repetidas deben ser considerados como hipertensión arterial (HTA).

CAUSAS DE HIPERTENSIÓN ARTERIAL

Los felinos son mucho más propensos a sufrir HTA que los caninos. La HTA esencial o primaria, si bien a sido dea en gatos, no es la más común. Por lo general los felinos sufren de HTA secundaria, es decir que el diagnóstico de HTA primaria debe realizarse luego de descartar causas probables causas secundarias. Las causas secundarias más comunes son la falla renal crónica (el 61 al 65 % de los gatos con daño renal desarrollan HTA), principalmente debido a la incapacidad de eliminar sodio y agua, alteraciones adrenérgicas, activación del sistema renina angiotensina aldosterona (SRAA) y la falta de producción de agentes vasodilatadores (prostaglandina, prostaciclinas, etc). En el hipertiroidismo, la tiroxina aumenta el numero de adrenoreceptores miocárdicos, sensibilizando más aún al miocardio al efecto de las catecolaminas (aumento de la FC, del inotropismo y de la resistencia periférica) aumentando así la presión arterial. Otras causas menos frecuentes pueden ser anemia, hiperadrenocorticismo, feocromocitomas, y también dietas con alto contenido de sal.

SIGNOS CLÍNICOS

Se trata generalmente de gatos adultos, en los que la HTA produce una serie de lesiones en órganos blanco, como ser alteraciones oculares (hemorragias, desprendimiento de retina, hipema, tortuosidad de vasos, ceguera, etc). En casos avanzados, alteraciones a nivel del SNC compatibles con hemorragias vasculares cerebrales, o accidentes cerebro vasculares (síncopes, ataxia, colapso), a nivel cardíaco podemos ver una hipertrofia ventricular izquierda, insuficiencia valvular secundaria e hipertrofia vascular.

TRATAMIENTO DE LA HIPERTENSIÓN ARTERIAL FELINA

El tratamiento, siempre que sea posible, estará dirigido a la causa secundaria. Dependiendo de la severidad, de la patología secundaria los pacientes recibirán medicación antihipertensiva o no. Los gatos con HTA y enfermedad renal concurrente, requerirán medicación para controlar la HTA.

La droga que mostró la mejor efectividad como agente antihipertensivo en felinos, es la Amlodipina (bloqueante de los canales de calcio), a dosis de 0,18 mg/kg cada 24 hs. Esta droga también se mostró segura en casos de falla renal o hipertiroidismo, aunque en un pequeño porcentaje de gatos, provocó un aumento de la azotemia. Es por lo tanto fundamental la determinación de urea y creatinina en pacientes que reciben medicación antihipertensiva. Otras drogas también utilizadas, son el enalapril y benazepril (inhibidores de la ECA), los bloqueantes beta-adrenérgicos (atenolol, propranolol), como así también los diuréticos.

CONCLUSIONES

La determinación de la presión arterial a dejado de ser un método experimental, y hoy puede ser determinada fácilmente y en nuestras clínicas, brindando una información muy valiosa. En el caso de los felinos, la hipertensión arterial se presenta en una frecuencia muy superior a la de los caninos, por lo que debemos estar muy atentos a los daños que ella produce en nuestros pacientes.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

· Mucha, C.J.; Camacho, A.A. Capitulo 7: Determinación de la Presión Arterial. En Belerenian, Mucha & Camacho. Afecciones Cardiovasculares en Pequeños Animales. Ed. Intermédica. 2001. pp. 59-64.

· Kittleson M., Olivier B. Measurement of systemic arterial blood pressure. Veterinary Clinics of North America: Small Animal Practice. Vol.13 No.2. 1983.(Pag.321-336).

· Binns S., Sisson D., Buoscio D., Schaeffer D. Doppler ultrosonographic, oscillometric and photoplesthymographic techniques for non invasive pressure measurements in anesthezies cats. Journal of Veterinary Internal Medicine. Vol. 9 No.6 . 1995. (Pag. 405-414).

· Hansen B. Medición de la Presión Arterial. Kirk-Bonagura XII. Ed Mc Graw Hill. 1997.(Pag.122-129).

· Kallet, AJ., Cowgill, LD.,Kass, PH. Comparison of blood pressure measurements obtained in dogs by use of indirect oscilometry in a veterinary clinic versus at home. JAVMA. Vol.210, No.5. 1997, pp. 651 – 654.

· Mucha, C.J.; Camacho, A.A. Capitulo 27: Hipertensión Arterial. En Belerenian, Mucha & Camacho. Afecciones Cardiovasculares en Pequeños Animales. Ed. Intermedica. 2001. pp. 239-244.

· Brown S., Henik R. Diagnostic and treatment of systemic hypertension. Veterinary Clinics of North America. Ed. W. Saunders. Vol. 28 No.6. 1998. (Pag.1481-1494).

· Littman M., Fox P. Systemic Hypertension: Recognition and treatment in Fox, Sisson, Moise Textbook of Canine and Feline Cardiology. 2nd Ed. W.B.Saunders. 1999. (Pag.795-817)

· Littman M. Spontaneous systemic hypertension in 24 cats. Journal of Veterinary Internal Medicine. Vol.8, No.2.1994. (Pag.79-86).

Autores: Mucha, C.J.(1,2); Belerenian, G.(3); Camacho, A.A.(4)

(1) Alumno de Posgraduación. Nivel Maestría. Facultad de Cs. Agrarias y Veterinarias. UNESP. Campo de Jaboticabal. San Pablo. Brasil.

(2) Cátedra de Fisiología. Línea de Investigación Cardiovascular. UNLP. Argentina.

(3) Director del Grupo de Cirugía Cardiovascular de Buenos Aires. Argentina.

(4) Prof. Adjunto de Clínica Médica. Jefe del Servicio de Cardiología. Fac. de Cs. Agrarias y Veterinaria. UNESP. Campo de Jaboticabal. San Pablo. Brasil.

Fuente: www.portalveterinaria.com