Avances en el Tratamiento de la Urolitiasis

Avances en el Tratamiento de la Urolitiasis

Cateter insertado en la uretra de un gato con urolitiasis.

Si bien no hay cifras exactas, se estima que de un 2% a 4% de la población de mascotas a nivel mundial tiene o ha tenido cálculos. En entrevista con DVM News Magazine el Dr. Jody P. Lulich, co-director del Centro Urolítico de Minnesota y profesor de Medicina Interna Veterinaria en la Universidad de Minnesota, afirma que los tipos de urolitos más comunes actualmente han cambiado a lo largo del tiempo.

“Los cálculos de oxalato de calcio, por ejemplo, son más frecuentes que hace dos décadas […]. Creemos que la razón es multifactorial, los suplementos alimenticios, los medicamentos y la popularidad de la raza entran en juego”,  comenta el especialista.

Urolitos Difíciles

Los urolitos de oxalato de calcio son difíciles de tratar porque no hay consenso sobre las causas subyacentes y los factores de riesgo. En la actualidad, no podemos disolverlos, y las estrategias de prevención no son 100 por ciento efectivas.

“Les decimos a los veterinarios que las mascotas orinan lo que comen. La nutrición juega un rol importante en la solución. Recomendamos alimentos con alto contenido de agua, los cuales hacen que la orina sea menos concentrada. En los animales que están recuperándose de cálculos de oxalato de calcio, los propietarios deben evitar alimentos con calcio y oxalato y otros ingredientes que promueven la excreción de calcio y oxalato”, aconseja.

Medicamentos y Urolitiasis

Para el Dr. Lulich, la administración de alopurinol, un fármaco para tratar los cálculos de ácido úrico, puede contribuir a la aparición de cálculos de xantina.  “Es importante que los veterinarios envíen los cálculos y nos hagan saber los medicamentos y la dieta que los animales estaban recibiendo cuando se les diagnosticó cálculos. Es interesante, vemos cálculos compuestos en su totalidad de antibióticos”.

Algunas razas tienen mayor riesgo de desarrollar urolitiasis. Por ejemplo, para los cálculos de oxalato de calcio, seis razas de perros están en mayor riesgo: Schnauzer miniatura, Poodle miniatura, Bichon Frisé, Lhasa Apso, Shih Tzu y Yorkshire Terrier. Los cálculos de estruvita principalmente se forman en las hembras.

Tratamiento de la urolitiasis

En el Centro Urolítico de Minnesota desarrollaron la técnica de vaciamiento por urohidropropulsión, un método no quirúrgico para eliminar los urolitos. El Dr. Lulich explica: “Anestesiamos al perro, llenamos la vejiga con una solución salina, ponemos de pie al perro tal como lo hace una persona, apretamos la vejiga, y en unos segundos, salen los cálculos. Hago esto todo el tiempo en la clínica. En 1990, alguien me trajo un perro para practicarle una eutanasia porque estaba desarrollando cálculos. Acepté tomar el caso del perro y solucionar el problema. Pensé en la anatomía canina y la comparé con la anatomía humana. Un ser humano puede permitir el paso de un cálculo al orinar de pie. Pensé que tal vez los perros podrían hacer lo mismo. ¡Y… funcionó!”

La litotricia con láser da resultados exitosos, los propietarios la prefieren porque ahora tenemos un procedimiento que elimina la necesidad de cirugía y es menos invasiva.

Lo que es aún mejor que la litotricia es disolver médicamente cálculos de estruvita en gatos.  Se pueden disolver estos cálculos en unos 10 días con dietas terapéuticas. Esto, a su vez, reduce el costo para el cliente y disminuye el dolor y el sufrimiento del animal.

Cirugía

La razón más común para hacer una cirugía es para tratar una obstrucción uretral que no puede ser solucionada por ningún otro medio. Esto es especialmente cierto en el caso de los gatos machos cuya anatomía en este sentido es tan pequeña que el uso de un moderno equipo de extracción simplemente no es posible. Numerosos cálculos y cálculos grandes se eliminan más rápidamente con la cirugía. Así los clientes tienen una opción: la incisión mínimamente invasiva o quirúrgica.

Mitos

Para el Dr. Lulich, existe el mito de que no se debe disolver los cálculos en los machos por el temor a la obstrucción. “La verdad es que la obstrucción es posible, pero ocurre con mucha menos frecuencia de lo previsto. Por supuesto, no todos los cálculos pueden ser médicamente disueltos” afirma.

También hay un mito que las piedras son una enfermedad. La verdad es que son el resultado de factores patológicos y fisiológicos que conducen a la excreción excesiva y a la precipitación de compuestos en la orina que forman cálculos. Usted tiene que corregir la enfermedad subyacente, si desea evitar la formación de cálculos.

Fuente: VetPraxis

1200x628 tumb fb enlace oxigenoterapia