¿Cómo insertar un tubo de esofagostomía?

¿Cómo insertar un tubo de esofagostomía?

Breve manual elaborado por el Dr. Sergi Serrano, en donde explica de manera muy práctica y sencilla algo tan trivial pero a la vez importante: cómo insertar un tubo de esofagostomía.

1. Para un posicionamiento correcto, la punta de un tubo de esofagostomía debe situarse a un nivel no más causal del 9º espacio intercostal. Para conseguirlo, se debe medir y marcar el tubo.

Captura de pantalla 2014-09-11 a la(s) 10.24.58

2. Es aconsejable hacer más orificios para facilitar el uso y evitar obstrucciones. Es Mejor cortar la punta, que puede resultar en bordes afilados, se deben hacer orificios en los laterales usando una hoja de bisturí.

Captura de pantalla 2014-09-11 a la(s) 10.27.30

Captura de pantalla 2014-09-11 a la(s) 10.28.42

3. El paciente debe estar anestesiado, e idealmente se debería intubar. Una vez situado en decúbito lateral derecho, el lado izquierdo del cuello se depila y se limpia de forma quirúrgica.

Captura de pantalla 2014-09-11 a la(s) 10.31.43

4. Un paño quirúrgico se utiliza para cubrir al paciente, y un carmalt curvo Rochester se introduce por la boca y en el esófago hasta la region media cervical, identificando y evitando la vena yugular externa en ese lado.

Captura de pantalla 2014-09-11 a la(s) 10.33.11

Captura de pantalla 2014-09-11 a la(s) 10.34.11

5. A continuación, se presiona dorsalmente (hacia afuera) con la punta del carmalt, lo que desplaza el esófago contra la piel.

Captura de pantalla 2014-09-11 a la(s) 10.40.01

6. La punta del carmalt se palpa sobre la piel para confirmar su colocación, y se lleva a cabo una incisión muy pequeña a través de la piel y, hasta el esófago. La mucosa del esófago, aunque pueda no parecerlo a priori, es más difícil de incidir que la piel.

Captura de pantalla 2014-09-11 a la(s) 10.41.54

7. La punta del carmalt se empuja con fuerza a través de la incisión, que puede agrandarse cuanto sea necesario con la hoja de bisturí.

Captura de pantalla 2014-09-11 a la(s) 10.43.08

8. El carmalt se abre, y se coloca la punta del tubo en la boca del instrumento.

Captura de pantalla 2014-09-11 a la(s) 10.44.46

9. Se cierra el carmalt de modo que atrapa el tubo, y se estira desde la cavidad oral haciendo salir el tubo por la boca.

Captura de pantalla 2014-09-11 a la(s) 10.45.49

10. Liberar el tubo del carmalt, y doblar la punta del tubo de esofagostomía para introducirlo de nuevo en la boca y el esófago. A medida que el tubo doblado se introduce en el esófago empujando desde la boca, se debe estirar simultáneamente de la parte proximal del tubo, como si se fuera a extraer.

Captura de pantalla 2014-09-11 a la(s) 10.47.42

11. Como resultado, se produce un “giro” al redirigir el tubo en el esógafo. A partir de ese momento, el tubo debería deslizarse unos milímetros adelante y atrás con facilidad, confirmando que el tubo está recto y no tiene pliegues. Sin duda, conseguir hacer que el tubo se enderece en la faringe es el paso más difícil de todo el proceso.

Captura de pantalla 2014-09-11 a la(s) 10.51.37

12. Inspeccionar visualmente la orofaringe para confirmar que el tubo no está presente allí y se encuentra totalmente en el esófago.

Captura de pantalla 2014-09-11 a la(s) 10.54.18

13. Antes de proceder a suturar el tubo, la incisión debe ilimpiarse con antiséptico de nuevo.

Captura de pantalla 2014-09-11 a la(s) 10.55.45

14. Se coloca una sutura en bolsa de tabaco, seguida de una de “sandalia romana” (o trampa china), para fijar completamente el tubo y evitar que se mueva.

Captura de pantalla 2014-09-11 a la(s) 11.00.01

15. Obtener una radiografía torácica para comprobar que la inserción ha sido correcta – el tubo en el esófago distal, no en el estómago.

Captura de pantalla 2014-09-11 a la(s) 11.01.21

16. Una vez confirmada la colocación correcta, se aplica un antiséptico o antibiótico tópico, y se cubre con un vendaje sencillo.

Captura de pantalla 2014-09-11 a la(s) 11.03.11

Captura de pantalla 2014-09-11 a la(s) 11.04.17