Pioderma en el Canino Part. I

Pioderma en el Canino Part. I

Por Dra. Verónica Balazs

Resumen
La pioderma tiene una elevada incidencia en los perros y puede ser bastante difícil de tratar. Este trabajo describe las diferentes categorías de piodermas en el perro, basadas en la profundidad del compromiso bacteriano: pioderma de superficie (seudopioderma), pioderma superficial y pioderma profundo. Además enfatiza los puntos claves para llevar a cabo un diagnóstico y tratamiento adecuado de la pioderma canina. Palabras claves: pioderma canina, pioderma de superficie, seudopioderma, pioderma superficial, pioderma profunda, diagnóstico, tratamiento

Abstract
Pyoderma has a high incidence in dogs and can be very frustrating to treat. This article describes the different categories of pyodermas in the dog based on depth of bacterial involvement: surface pyoderma (pseudopyoderma), superficial pyoderma and deep pyoderma. It also emphasizes some key points for an adequate diagnosis and treatment of canine pyoderma.
Key words: canine pyoderma, surface pyoderma, pseudopyoderma, superficial pyoderma, deep pyoderma, diagnosis, treatment


¿Quién es más susceptible a la pioderma, el perro o el gato?
Se sabe que el perro es más susceptible a las piodermas que el gato. Las causas no se conocen con exactitud. El gato tiende a presentar patrones de reacción más que lesiones específicas, o distribución regional específica. Este hecho, sumado a las respuestas acicalatorias del gato al prurito, hace pensar que tal vez la pioderma se encuentre subestimada en el gato, sobre todo como infección secundaria. Sí se sabe que el canino tiene mayor susceptibilidad a las infecciones cutáneas que el ser humano, posiblemente por tener la epidermis más delgada, por la escasez de lípidos intercelulares, por la falta de un tapón de queratina y sebo en el infundíbulo folicular y por tener un pH cutáneo más alcalino (esto último es discutible ya que hay una gran variación en el pH cutáneo entre razas y en las diferentes áreas de la piel).

  • Staphylococcus pseudointermedius (reclasificación)
  • Gram + coagulasa positivo
    • Residente (100-200 x cm3) patógeno facultativo
    • Cambios microambiente cutáneo: exacerbación
      • Uniones mucocutáneas: anal, nasal y oral.
Factores predisponentes:

  • Pliegues cutáneos
  • Aseo inadecuado
Enfermedades subyacentes:

  • Alergias
  • Sarnas
  • Distrofias foliculares
  • Endocrinopatías
  • Autoinmunes
  • etc.

Actualmente se considera al S. pseudointermedius como el principal agente causal de las piodermas cutáneas en el perro, bacteria que vive normalmente en la piel del canino y prolifera, pasando a ser patógeno, solamente cuando se altera la inmunidad cutánea, producto de alguna patología primaria. Esto es muy importante tomarlo en cuenta, en el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades de la piel en el perro, porque la gran mayoría de las piodermas en el perro son secundarias a una patología primaria y, por lo tanto, si no se diagnostica la causa primaria, el tratamiento de la pioderma no va a impedir las recidivas. El S. pseudointermedius se encuentra en mayor cantidad en la piel de perros sanos en las uniones mucocutáneas anal, nasal y oral. Cuando el perro se lame, debido al prurito causado por una alergia u otra patología pruriginosa, la bacteria se distribuye al resto del cuerpo.

De igual manera, alteraciones de la inmunidad cutánea en patologías endocrinas como el hipotiroidismo o el hiperadrenocorticismo facilitan la proliferación y exacerbación del S. pseudointermedius en la piel del perro.

IMG 001

Perro con pioderma profunda causado por una sarna demodécica

IMG 002

Bulldog inglés con pioderma de los pliegues cutáneos

Importante. Identificar la profundidad de la pioderma para poder realizar el tratamiento más adecuado y dar un pronóstico más preciso del cuadro clínico.

Clasificación de las piodermas según profundidad (Ihrke, 1996)

  • Seudopiodermas o Piodermas de superficie
  • Piodermas superficiales
  • Piodermas profundas

IMG 003

Esta clasificación es sumamente importante porque la profundidad de la pioderma va a incidir en
su gravedad y, por lo tanto, en el tratamiento y pronóstico.

I. Seudopiodermas o Piodermas de superficie

Se caracterizan por un incremento de la colonización bacteriana sobre la capa córnea de la epidermis. No constituyen una pioderma real, de allí que se denominen seudopiodermas, porque no hay pus (neutrófilos degenerados con bacterias fagocitadas) sino que solamente se puede apreciar, en el examen citológico, un aumento en el número de bacterias. Se distinguen 3 tipos de seudopiodermas:

a. Dermatitis piotraumática (dermatitis aguda húmeda, ”hot spot” o “parche caliente”)
b. Dermatitis de los pliegues cutáneos (intertrigo)
c. Pioderma mucocutánea

a. Dermatitis piotraumática (dermatitis aguda húmeda, ”hot spot” o “parche caliente”)

IMG 004Lesión aguda causada por autotraumatismo debido al prurito. Generalmente es causada por alergias, en especial a la picadura de pulga, aunque también podría estar asociada a otitis o a una saculitis anal. La ubicación va a depender de la causa específica predisponente y en el caso de la alergia a pulgas, por lo general, se ubica en la zona lateral del muslo. Afecta más frecuentemente a razas de pelaje largo y submanto denso como el ovejero alemán, san bernardo y el retriever dorado. Se trata de una lesión exudativa, bien demarcada, que se erosiona y ulcera con facilidad, a menudo con una costra en la superficie.

El tratamiento debe ir acompañado de la eliminación o control de las causas predisponentes y la aplicación de antisépticos como clorhexidina (1 a 4%), seguida de antibacterianos tópicos como la mupirocina al 2%.

Muslo de perro retriever dorado con dermatitis piotraumática

Muslo de perro retriever dorado con dermatitis piotraumática

A veces puede ser necesario cortar el ciclo del prurito y autotraumatismo con un collar isabelino y un corto periodo de corticoides orales. Los antibióticos sistémicos no suelen ser necesarios, excepto cuando hay una respuesta pobre o incompleta al tratamiento tópico.

Dermatitis Piotraumática

  • Prurito focal con auto traumatismo secundario: Excesiva colonización bacteriana
  • Lesión bien delimitada sin lesiones satelitales
  • Húmeda, exudativa, dolorosa, eritematosa
  • Razas pelaje denso y largo
  • Causa más frecuente: alergias especialmente pulgas (otras)
  • Rasurar, antisépticos locales, collar isabelino
  • Tratar causa desencadenante

b. Dermatitis de los pliegues cutáneos (intertrigo)
Los pliegues exagerados de la piel predisponen al sobrecrecimiento bacteriano y de Malassezia, debido al ambiente húmedo y cálido y a la fricción que se genera debido al roce. Las razas braquicéfalas están predispuestas a lesiones de intertrigo en los pliegues de la cara, las razas cocker spaniel, san bernardo y setter están predispuestas al intertrigo del pliegue labial y el terrier de Boston y el bulldog inglés están predispuestos a la dermatitis del pliegue del rabo (de tirabuzón). Las perras obesas pueden manifestar un intertrigo en el pliegue vulvar. El sharpei chino suele presentar lesiones de dermatitis de los pliegues, más generalizadas, asociadas a un exceso de mucina dérmica. El tratamiento requiere del rasurado y limpieza de la zona afectada con antisépticos como clorhexidina al 1 -4% y la aplicación de antibióticos locales como mupirocina al 2% y cremas antimicóticas como miconazol o ketoconazol, en caso de sobrecrecimiento concomitante de Malassezia. El único tratamiento definitivo es la ablación quirúrgica, en aquellos casos en los cuales es posible y bajar de peso si la causa es obesidad. Si no se puede resolver quirúrgicamente el problema anatómico o el dueño del animal no lo acepta, la única alternativa es la higiene frecuente de por vida y el uso de astringentes como el hidróxido de aluminio. El diagnóstico es mediante citología.

IMG 006

Intertrigo facial en un cocker spaniel, los pliegues se estiraron para evidenciar la lesión que afecta solamente la piel entre pliegues labiales.

IMG 007

Intertrigo facial en un bulldog inglés

Dermatitis de los pliegues (Intertrigo)

  • Sobrecrecimiento bacteriano en pliegues cutáneos
  • Humedad, calor y roce predispone
  • Pliegues de la cara, labios, rabo, vulva, cuerpo (sharpei)
  • S. pseudointermedius +- Malassezia
  • Prurito variable, mal olor
  • Diagnóstico citólogico
  • Manejo: Higiene frecuente, astringentes, antibacterianos, cirugía

c. Pioderma mucocutánea

IMG 008

Pioderma mucotánea. Se observan fisuras que comprometen piel perioral y labios.

Es poco frecuente y se manifiesta en especial en los labios y la piel perioral. Comienza como una tumefacción y eritema alrededor de los labios.

Posteriormente se forman costras, a veces con exudado, que pueden llevar a fisuras y erosiones. El prurito es moderado, hay malolor y puede haber linfoadenomegalia regional La pioderma mucocutánea que afecta los labios, tiene ciertas características clínicas e histológicas similares al intertrigo de los labios, con la diferencia de que las lesiones no están limitadas a los pliegues cutáneos, ni se originan en los pliegues labiales y además se extiende por el labio y la piel perioral. La pioderma mucocutánea labial puede coexistir con un intertrigo labial. También se puede encontrar en otras uniones mucocutáneas como la nasal, vulvar, prepucial o anal. La patogénesis y la etiología específica se desconocen, pero la respuesta a la terapia antibacteriana sugiere un papel a las bacterias en su etiología. Las recidivas son frecuentes y parece haber mayor incidencia en los pastores alemanes. En los casos que afectan vulva y prepucio, puede ser necesario hacer el diagnóstico diferencial de patologías autoinmunes mediante biopsia.

El examen histopatológico indica epidermis hiperplástica, con pustulación superficial, costras y úlceras, inflamación liquenoide en la dermis superficial con células plasmáticas, linfocitos, neutrófilos y macrófagos. El tratamiento se basa en rasurar y limpiar la zona afectada y aplicar antisépticos y antibacterianos tópicos. En casos graves se deben dar antibióticos sistémicos por 7 a 10 días más allá de la resolución completa de las lesiones. En el caso de recidivas puede ser necesario recurrir a antibioticoterapia a pulso.

Pioderma mucotánea del prepucio, se observa tumefacción, eritema y erosión en el borde mucocutáneo.

Pioderma mucotánea del prepucio, se observa tumefacción,
eritema y erosión en el borde mucocutáneo.

Pioderma Mucocutánea

  • Lesiones eritematosas, ulcerativas y/o costrosas en las uniones mucocutáneas
  • Etiología desconocida, respuesta a antibióticos sugiere etiología bacteriana
  • Pastor alemán podría estar predispuesto
  • Diagnóstico por raspado y citología, diferenciar de dermatitis de pliegue labial o
    patologías autoinmunes como pénfigo vulgar o lupus eritematoso.
  • Terapia tópica o sistémica con antibióticos, frecuentes recidivas: antibióticos a
    pulso

mas derma