Reto Veterinario: Toxicología

Reto Veterinario: Toxicología

Very pale gums dog

Se presenta en la consulta un perro galgo, macho, de 6 años de edad. Tras varios años como galgo de carreras, se retiró hace 2 años y desde entonces vive en una zona industrial, haciendo las funciones de guarda para una de las propiedades.

El propietario comenta que hasta el día anterior sus niveles de actividad han sido muy elevados, e incluso menciona que es conocido por su habilidad cazando animales que se introducen en el complejo, desde gatos a ratas pasando por conejos y ocasionalmente algún mapache.

Cuando llegaron esta mañana, lo encontraron tumbado en el suelo, casi inconsciente, con una respiración forzada y la boca abierta.

La empresa donde vive el perro no almacena ni utiliza productos tóxicos, no obstante el perro también tiene acceso a otras áreas como una almacenadora de trigo, y una fábrica de pinturas para el hogar.

Al llegar a la clínica, el paciente está muy deprimido, apenas responde, sus sonidos pulmonares están amortiguados, así como el latido cardíaco, sus membranas mucosas están muy pálidas (ver foto), su frecuencia cardiaca es de 180 ppm, con pulsos muy débiles, y su frecuencia respiratoria de 60 rpm. Es difícil encontrar una vena para obtener muestras o insertar un catéter.

No dispones de laboratorio en la clínica, y los resultados de cualquier analítica no los tendrás disponibles hasta el día siguiente.

¿Cuáles son tus diagnósticos diferenciales, y cuál tu diagnóstico presuntivo?
¿Cuál sería tu plan de acción y tratamiento inicial, y por qué?
¿En ausencia de laboratorio, hay algo que puedas hacer para confirmar-descartar tus sospechas?

a) Los signos clínicos son característicos de una cardiomiopatía con arritmia ventricular. El plan de acción inicial sería administrar furosemida y bolos de lidocaína intravenosos hasta obtener una respuesta favorable. Si bien no podemos confirmar o descartar nuestro diagnóstico sin un electrocardiograma o idealmente ecocardiografía, se debería enviar una analítica de sangre al laboratorio para evaluar función renal, dada la incidencia de renopatías en insuficiencia cardíaca, y los efectos nefrotóxicos de muchos de los fármacos utilizados.

b) Los signos clínicos son característicos de hemorragia, dada la raza y edad lo más probable es un tumor esplénico que se ha roto, y por tanto se debería operar al paciente lo antes posible. En ausencia de ecografía abdominal, el único plan de acción posible es la laparotomía exploratoria.

c) Los signos clínicos son característicos de hipovolemia, y posiblemente efusión pleural. La historia clínica es altamente sospechosa de intoxicación por cumarinas (raticidas anticoagulantes). Ante una situación de sangrado, se debería conseguir plasma (fresco o fresco congelado), o sangre entera, para proporcionar factores de coagulación, a la vez que se empieza a administrar vitamina K como antídoto. En ausencia de pruebas diagnósticas, se podría obtener una muestra de sangre de vena periférica utilizando una aguja muy fina, depositar la sangre en un recipiente sin anticoagulante y comprobar si coagula. La ausencia de coágulo en 3-5 minutos confirma coagulopatía. Por otra parte, se podría hacer una toracocentesis (también con aguja muy fina), donde esperaríamos encontrar hemorragia basado en los signos clínicos. La efusión puede ser recogida en jeringuillas y auto-transfundida inmediatamente.

d) Realmente no hay mucho que se pueda hacer, y sería indicado proceder a la eutanasia por razones humanitarias. Independientemente de la causa, este paciente está demasiado grave como para recuperarse.