Clasificación de la epilepsia en perros y gatos ¡Actualización 2015!

Clasificación de la epilepsia en perros y gatos ¡Actualización 2015!

Por: Luis Ruiz MV Esp MSc

NeurologoVet
neurologovet@gmail.com
Facebook: www.facebook.com/neurologovet
Instagram: @neurologovet

perro-epilepsia

Este año, fue publicado el consenso de la International Veterinary Epilepsy Task Force (IVETF) para varios aspectos relativos al manejo de la epilepsia y las convulsiones en animales de compañía. De todo lo que fue acordado por la IVETF, Lo que más me llamó la atención fue la propuesta para la actualización de las definiciones, terminologías y clasificación de la epilepsia en perros y gatos. En Medicina Veterinaria tradicionalmente hemos hecho un traslado casi literal de las definiciones y clasificaciones de la medicina humana (principalmente de las clasificaciones de la International League Against Epilepsy – ILAE, por sus siglas en inglés-) que ha causado cierta confusión y polémica en el mundo de la neurología veterinaria. Históricamente, es la primera vez que se realiza un consenso de este tipo para animales de compañía. De esta manera, se sientan las bases para el uso de una terminología unificada que evite errores conceptuales y que por ende mejore el estudio de la epilepsia y de las convulsiones en general en nuestros pacientes. A continuación, daremos un vistazo a este inédito consenso.

Definiciones

– Ataque convulsivo: Este término puede ser utilizado para cualquier evento transitorio, repentino y de corta duración, lo cual no implica que sea epiléptico.

-Convulsión (ataque) epiléptica: Manifestación sincrónica y excesiva, usualmente autolimitante, de actividad epiléptica en las neuronas cerebrales que resulta en la ocurrencia transitoria de signos que incluyen: convulsión generalizada o focal con componentes motores, autonómicos o conductuales. La duración de estos signos se corresponden con la duración de la actividad sincrónica excesiva de las neuronas cerebrales.

-Convulsión reactiva: Este tipo de convulsión ocurre como resultado de la respuesta del cerebro normal a una alteración transitoria, metabólica o tóxica, y es reversible si se corrige dicha alteración.

-Epilepsia: Enfermedad cerebral que se caracteriza por una alta predisposición a los ataques epilépticos. Esta definición aplica en pacientes que hayan tenido ataques epilépticos no provocados con más de 24 horas de separación.

Clasificación de la epilepsia en perros y gatos

Tipos de epilepsia (definidos por su etiología)

1. Epilepsia idiopática: También definida como epilepsia primaria. Esta tiene tres subcategorías en función de su etiología, a saber:

A. Epilepsia idiopática (de origen genético): La causa genética de la epilepsia ha sido identificada y confirmada en el paciente.

B. Epilepsia idiopática (sospecha de origen genético): Se basa en la presencia de una raza altamente predisponente, un análisis genealógico o la presencia de varios individuos epilépticos en la misma familia.

C. Epilepsia idiopática (de origen desconocido): Cuando la causa subyacente es aún desconocida, sin que haya indicios de epilepsia estructural.

2. Epilepsia estructural: Se caracteriza por convulsiones epilépticas provocadas por alguna patología intracraneal o cerebral (vascular, inflamatoria, infecciosa, traumática, anomalía congénita y/o del desarrollo o neoplásica)

Clasificación por tipo de convulsión epiléptica (semiológica)

1. Convulsión epiléptica focal: En este tipo de convulsión epiléptica los signos clínicos son lateralizados o limitados a una región determinada (cara, miembros, etc). Por lo general, las características clínicas son consistentes de una convulsión a otra. Puede ser de naturaleza motora, autonómica o conductual.

2. Convulsión epiléptica generalizada: Su principal característica es que es bilateral (el impulso epiléptico afecta toda la corteza cerebral) por lo tanto afecta varias regiones de forma simultánea. Puede ocurrir también cuando una convulsión epiléptica focal se “generaliza”. Además, pueden ser de naturaleza tónica, clónica o tónico-clónica. Hay que mencionar que también entran en esta clasificación los ataques epilépticos no convulsivos –drop attacks- que son de naturaleza atónica, además de las convulsiones mioclónicas.

3. Convulsiones epilépticas focales que se vuelven generalizadas: Inicia con actividad epiléptica lateralizada o regional y luego pasa a una manifestación tónica, clónica o tónico-clónica diseminada. Es la más común en el perro.
Con esta nueva clasificación se logra un consenso que fragua la base para nuevas categorizaciones mejor adaptadas a la naturaleza propia de nuestros pacientes animales. ¡Son buenas noticias!