Reto Veterinario: Parada cardio-respiratoria

Reto Veterinario: Parada cardio-respiratoria


Respuesta Correcta 4.                                                

La VASOPRESINA tiene el gran inconveniente de su elevado coste económico, además, no tiene un respaldo basado en la evidencia de conseguir mejores resultados que la epinefrina en perros y gatos, pero, en el momento actual, su uso puede considerarse similar al de la adrenalina/epinefrina y se pueden usar combinadas. No hay evidencias para que sea la sustitución de la adrenalina, pero no hay ningún inconveniente para que sea utilizada de forma rutinaria y ciega en todos los casos de parada cardio-respiratoria, si está disponible en ese momento. 

En medicina humana, si hay evidencias de que sus resultados sean mejores que los de la adrenalina en ciertos grupos de pacientes; en asístole, en casos de reanimación cardio-pulmonar prolongada y en casos de hipovolemia previa a la parada cardio-respiratoria, es preferible la vasopresina. 

La ADRENALINA/epinefrina se ha utilizado tradicionalmente en dos rangos de dosis; 0,01 mg/kg (dosis bajas, equivalente a 0,1 ml/10 kg peso) y 0,1 mg/kg (dosis altas, equivalente a 1 ml/10 kg peso). Las dosis altas se asocian en algunos trabajos con mayores tasas de recuperación de la circulación espontánea pero la tasa definitiva de altas hospitalarias es menor al final del proceso. Actualmente se recomiendan dosis bajas y se repiten sucesivamente cada 3-5 minutos. 

Al igual que la vasopresina y la atropina, se recomienda la vía IV para su administración, junto con masaje cardiaco externo. 

La ATROPINA tiene escasas evidencias científicas que respalden su uso indiscriminado en reanimación cardio-pulmonar. Se mantiene de forma rutinaria debido a que existen escasas evidencias de que sea perjudicial y si hay evidencias de beneficios en ciertos casos específicos. 

Pacientes con elevado tono vagal; ileo (interrupción aguda del tránsito intestinal), vómitos y una parada cardio-respiratoria subsecuente con bradicardia o asístole, la atropina puede ser beneficiosa. En los demás casos, la atropina carece de estudios que respalden su uso rutinario. En aquellos casos de urgencia sin antecedentes conocidos, podemos utilizar atropina dado que en algunos casos puede ser beneficiosa y en los demás, no hay evidencias de que sea perjudicial. La mayoría de los estudios experimentales, en perros, gatos o en humanos, no han utilizado atropina en ausencia de otros medicamentos y es difícil, en protocolos combinados asignar un beneficio específico a uno de los fármacos utilizados. 

Mientras no se supere la dosis recomendada, no hay efectos adversos en los estudios en los que se incluye la atropina en reanimación cardio-pulmonar.

  • 0,01 mg/kg- IV, repetir cada 3-5 minutos
  • 0,02-0,04 mg/kg- IV, una sola dosis
  • 0,8 UI/kg- IV, una sola dosis

<—— Regresar al Reto


¿Quieres aprender más sobre Oxigenoterapia y reanimación cardiopulmonar?

Inscríbete ahora al curso virtual de Oxigenoterapia y reanimación cardiopulmonar de VetPraxis.
Aprende a tu ritmo y con total comodidad.
Inicio 27 de febrero  2020.
Clic Aquí