Reto Veterinario: Caniche con arritmia y soplo mitral sistólico II/VI

Reto Veterinario: Caniche con arritmia y soplo mitral sistólico II/VI

Autor:
Dr. Enrique Ynaraja
Licenciado en Veterinaria en 1985 por la Universidad Complutense de Madrid. Doctor en Veterinaria en 1994 por la Universidad Complutense de Madrid. Veterinario de CardioVet, Servicio de Diagnóstico Electrocardiográfico a Distancia para animales de compañía, ha colaborado como Profesor Asociado y Honorífico del Departamento de Patología Animal-II, Patología Médica y de la Nutrición, Facultad de Veterinaria, Universidad Complutense de Madrid y como Profesor asociado de Alimentación y Cuidados de Animales de Compañía. Facultad de Veterinaria. Universidad Cardenal Herrera-CEU. Valencia.

 


Tengo en la consulta un caniche (poodle/French poodle), macho, de 9 años, viene de otra clínica porque hace unas semanas le encontraron una arritmia en la auscultación además de un soplo mitral sistólico II/VI y el perro tiene tos, seca, no productiva.

Iniciaron tratamiento con enalaprilo (0,5 mg/12 horas PO) y espironolactona (2 mg/kg/24 h PO), no tuvieron éxito y seguían las toses, en 1 semana decidieron añadir furosemida (1 mg/kg/8 horas PO) y las toses empeoraron.

Una semana después decidieron digitalizarlo y subieron la dosis de furosemida a 1,5 mg/kg/8 horas PO) con Digoxina (0,005 mg/kg/12 horas PO). Las toses han empeorado, el perro está muy apático y decaído y ha perdido el apetito, lleva 2 días prácticamente sin comer. Con esta evolución deciden cambiar de veterinario y vienen para una segunda opinión.

A la vista de su radiografía torácica en posición lateral derecha:

¿Cuál sería nuestra primera impresión/diagnóstico presuntivo/recomendación de tratamiento?

(No, no puedes contactar con el compañero que lo ha visto antes para pedir información y todavía no hemos hecho una resonancia magnética del tórax, tienes que decidir solamente en función de “esta” información disponible. Sería más fácil con un ECG, con un estudio de ultrasonidos, con otra proyección del tórax y varios análisis de sangre pero todas esas pruebas “ya las haremos” en cuanto se pueda)

A.- Probablemente el enalaprilo es el responsable de la tos y la digoxina de la apatía, decaimiento y anorexia. Yo cambiaría el enalaprilo por un vasodilatador venoso (nitroglicerina, dinitrato de isosorbida o un derivado similar) y retiraría la digoxina. No creo que la espironolactona o la furosemida estén relacionadas con el problema y son una buena ayuda en los problemas cardiacos congestivos.

B.- Aunque el paciente sea sugerente de un problema cardiaco (raza, edad, sexo, tamaño, incluso soplo y tos seca no productiva), la radiografía me sugiere un problema respiratorio crónico, en estas condiciones la furosemida densifica la secreciones bronquiales y empeora la tos, el enalaprilo y la espironolactona aunque, probablemente, no están produciendo efectos adversos, no están ayudante a este paciente y la digoxina parece que claramente está produciendo efectos adversos digestivos y generales. Hay que retirar furosemida y digoxina, hay que usar teofilina u otro broncodilatador, hay que usar corticoides en dosis bajas unos días hasta controlar la tos y usar un tratamiento antibiótico combinado, por ejemplo, amoxicilina+ácido clavulánico y enrofloxacino durante 7-10 días.

C.- En muchos perros pequeños y de cierta edad, los problemas cardiacos se pueden ver asociados a problemas respiratorios infecciosos y a una mala higiene de la boca (sarro, gingivitis, periodontitis, etc). Aunque no parece que esté tolerando bien la digoxina y yo la retiraría, mantendría todo lo demás y añadiría un tratamiento antibiótico con doxiciclina (para cubrir una posible “tos de las perreras” – Bordetella) y esperaría 10 días para ver la evolución.

D.- La digoxina tiene efectos indeseables en este paciente y hay que retirarla por completo. La furosemida está en una dosis baja ya que podemos usar 2 mg/kg/8 horas PO en la mayoría de los pacientes y habría que subir la dosis actual hasta este nivel. Sin duda, la mejor opción es añadir pimobendan al tratamiento para mejorar la eficacia cardiaca y tener un efecto vasodilatador mixto arteriovenoso. Dividiría la dosis de espironolactona a 1 mg/kg/12 horas PO y, al añadir pimobendan, reduciría la dosis de enalaprilo a 0,5 mg/24 horas PO.


¿Quieres aprender más sobre Cardiología Clínica Práctica?

Inscríbete ahora al curso virtual de Cardiología Clínica Práctica de VetPraxis.
Aprende a tu ritmo y con total comodidad.
Inicio 25 de junio  2021.
Clic Aquí